lunes, 12 de septiembre de 2016

El dudoso caso de una graduada de la UES a quien capturaron por supuestamente extorsionar desde el celular que le robaron

Sus compañeros, quienes están completamente seguros de su inocencia, afirman que la única prueba que la Fiscalía General de la República (FGR) tiene contra ella, es la llamada desde un número telefónico que aparece a su nombre. Sin embargo, según sus amigos, ese número decelular le fue robado en el año 2012, pero al parecer, la compañía telefónica no borró de sus registros que ese número ya no estaba bajo el nombre de Wendy. Recientemente varias personas de diferentes profesiones, lugares y países haniniciado una campaña a través de las redes sociales exigiendo justicia para que liberen a Wendy Lisseth Morales, una joven graduada de la carrera licenciatura en Trabajo Social en la Universidad de El Salvador (UES), quien está acusada por el delito de extorsión.
De acuerdo con la información que amigos de ella están haciendo circular en las redes sociales, el pasado 5 de septiembre por la noche, ella fue arrestada dentro de su vivienda en el municipio de Quezaltepeque. Lugar donde 4 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) llegaron y se la llevaronal departamento de Morazán, donde supuestamente ella cometió el delito en el año 2014.Sus compañeros, quienes están completamente seguros de su inocencia, afirman que la única prueba que la Fiscalía General de la República (FGR) tiene contra ella, es la llamada desde un número telefónico que aparece a su nombre. Sin embargo, según sus amigos, ese número decelular le fue robado en el año 2012, pero al parecer, la compañía telefónica no borró de sus registros que ese número ya no estaba bajo el nombre de Wendy.Asimismo, sus compañeros cuestionan seriamente la investigación de la FGR porque “Wendy es una persona que se ha dado a conocer por ser defensora de derechos humanos, ser actriz, por ser una líder joven, emprendedora social, artista en AZO y Gerente General de la Asociación AzulOriginario, donde trabaja por la defensa y difusión de los derechos de las poblacionesoriginarias, indígenas y afrodescendientes, comprometida con la revitalización del náhuat”, razones suficientes para creer que la joven de 23 años de edad no se involucraría en ese tipo de actos.

lunes, 12 de septiembre de 2016