martes, 20 de septiembre de 2016

Caluco es un pueblo fantasma por orden de las pandillas

El caserío El Castaño en el municipio de Caluco, Sonsonate, se ha convertido en un pueblo fantasma por orden de pandillerosdel Barrio 18 que delinquen en el lugar.

En este zona, por lo menos 50 familias dejaron sus hogares, luego que los pandilleros los sentenciaron que si no se retiraban, los iban a matar.

Esta amenaza aunada a la creciente actividad delictiva en ese municipio, causó un temor generalizado que desencadenó que las personas se retiraran lo más pronto posible para evitar servíctimas del accionar de los terroristas.
A consecuencia del éxodo, en El Castaño solo quedaron un  par de cultivos y varios perros abandonados. Por estas amenazas, 33 pandilleros ya fueron capturados por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC). S

egún las autoridades, los detenidos son los responsables de obligar a las familias a que abandones sus hogares.

martes, 20 de septiembre de 2016