martes, 16 de agosto de 2016

Confirman secuestro de hijo de ‘El Chapo’

Las autoridades mexicanas confirmaron la noticia. Jesús Alfredo Guzmán, hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, de 29 años se encuentra entre los seis levantados la madrugada del lunes en un restaurante de Puerto Vallarta, informó el Fiscal de Jalisco, Eduardo Almaguer.
Juan Daniel Calva Tapia, de 53 años de edad, Nahualli Rábago, de 25 años, y Víctor Galván Ureña también están entre los “levantados”.
Ayer se informó que un grupo de seis personas fue raptado por un comando armado en un restaurante de la zona hotelera de Puerto Vallarta.
Luego de las llamadas de emergencia recibidas, según el Fiscal, comenzó la búsqueda con Sedena, Semar y agencias federales que han derivado en más de 40 dictámenes periciales y diligencias.
Jesús Alfredo Guzmán es hijo del matrimonio entre Joaquín Guzmán y María Alejandrina Salazar Hernández, y tiene como hermanos de esa unión a Ivan Archivaldo, Alejandrina Giselle y César Guzmán Salazar.
Desde 2012, tanto Ivan como Jesús Alfredo fueron designados como operadores de su padre por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.
Lo anterior fue confirmado por el fiscal del estado occidental de Jalisco, Eduardo Almaguer, quien dijo en rueda de prensa que tras las primeras investigaciones se logró determinar que entre los plagiados de un restaurante está Jesús Alfredo Guzmán Salazar.
El hombre es un hijo distinto al que originalmente se creía podía haber sido secuestrado, e identificado como Iván Archivaldo.
El fiscal señaló que miembros del Cartel Jalisco Nueva Generación estarían detrás del secuestro.
“El Chapo” enfrente en una prisión mexicana un proceso de extradición a Estados Unidos por distintos cargos relacionados con narcotráfico.
“No hemos recibido ni una sola denuncia por parte de ninguna persona para la localización de estas personas que fueron privadas ilegalmente de su libertad”, dijo Almaguer.
El fiscal señaló que se identificó a cuatro de los seis secuestrados la madrugada del lunes del restaurante La Leche de Puerto Vallarta. Las identificaciones se lograron a través de objetos localizados en los vehículos y de trabajos periciales en el lugar, dijo.
Horas antes, el mismo Almaguer, dijo en Radio Fórmula que presumían que había sido secuestrado Iván Archivaldo, de quien expertos creen que había asumido el control de algunas actividades del negocio de su padre después de que fue reaprehendido en enero.
Las autoridades tomaban huellas digitales, están estudiando imágenes de video y verifican las identidades relacionadas con cinco vehículos —algunos de ellos modelos de lujo— de las víctimas en el restaurante.
El Cartel Jalisco Nueva Generación, o CJNG, creció rápidamente en los últimos años hasta convertirse en rival del cartel de Sinaloa de Guzmán como las pandillas de narcos más poderosas de México.
Los expertos dicen que el secuestro de Guzmán hijo podría obedecer a otras razones. Trascendió que Iván Archivaldo ha pasado por encima de los aliados de su padre en el negocio y tenía la reputación de ser un bravucón que colocaba fotos de licores caros, ropa exclusiva, pistolas y vehículos de lujo en las redes sociales de internet, lo que probablemente irritó a los traficantes tradicionales acostumbrados a mantener un bajo perfil.
“Iván Archivaldo yo creo que era un loquito, hijo de papi”, dijo Raúl Benítez, un profesor de ciencias políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México.
Añadió: “Estaba todo el día poniendo cosas en el Facebook y en el Whatsapp y en el Twitter. Eso un narco serio no lo hace.
Una cuenta de Facebook que lleva su nombre, y que no pudo ser confirmada como suya, muestra fotos de armas automáticas, pistolas, cocaína y coñac.
“Era un junior, no tiene capacidad para manejar el cártel”, agregó Benítez.
Mientras tanto, los promotores de turismo de la ciudad se apresuraron a asegurar a los turistas que se trataba de un incidente aislado.
Almaguer dijo en conferencia de prensa el lunes acerca de las víctimas que “no se trataba de turistas o de ciudadanos que se dedican a actividades lícitas. Se trataba de personas vinculadas a un grupo delictivo; lo podemos presumir de una manera muy clara”.
Dos camionetas donde viajaban cinco hombres armados llegaron aproximadamente a la 1 a.m. al restaurante La Leche, ubicado sobre la avenida principal de la ciudad, que atraviesa la zona hotelera, entre la parte antigua de la ciudad y el aeropuerto, dijo Almaguer.
Indicó que algunos de los secuestrados habían estado vacacionando en Puerto Vallarta durante una semana. Las autoridades encontraron muchas bebidas y artículos de lujo dentro del restaurante, agregó.
Cinco vehículos fueron abandonados en el restaurante, entre ellos uno con placas de Jalisco pero registro falsificado.
Expertos conjeturan que éste podría el más reciente de una ola de ataques contra la familia de Guzmán, lo que parece indicar que el capo del narcotráfico ha perdido control del cartel de Sinaloa. Se dice que administraba sus actividades desde la cárcel hasta que se escapó por segunda vez en el 2015, y cuando fue recapturado se le impusieron medidas de seguridad más estrictas.
En junio se reportó que un escuadrón armado había irrumpido en la casa de la madre de Guzmán, en el estado de Sinaloa, y que se habían llevado vehículos y otras propiedades.
Dijo Benítez: “En este momento hay una guerra por el control del cartel de Sinaloa, y en esa guerra, se está centrando el tema en ataques a sus familiares”. (Con información de AP).
martes, 16 de agosto de 2016